Cactus y suculentas

Los balcones de algunos barrios de Buenos Aires son espacios difíciles para trabajar. El viento golpea muy fuerte y las plantas sufren mucho.

Los cactus y suculentas nos dan una oferta de formas, tamaños y colores muy amplia ideal para jugar en estos lugares.

Este es el caso de un balcón alargado donde las condiciones de asoleamiento y vientos nos hizo optar por estas plantas. Con macetas geométricas que también nos dan la opción de trabajar con el color (actualmente en negro y gris pero puede modificarse).

Espacio con identidad y de muy bajo mantenimiento. Siempre bien vestido. Nos subimos sobre los motores de aire acondicionado y repetimos la fórmula en el interior.