Enfrentar el río

La costa rioplatense es muy ventosa. Contar con un espacio con vista abierta al río es un lujo en esta ciudad pero manejar el impacto del viento no es tarea fácil. En este caso, se trata de una terraza donde colocamos un frente denso con gramíneas altas y se enmarcaron las visuales abiertas a la ciudad. El espacio se distribuyó para sus diferentes usos: asoleamiento, lounge, circulación. En una atmósfera relajada, floración emergiendo de los pastos como si fuese espontánea. Trepadoras con flores perfumadas enroscándose en las rejas de protección. Palmeras y especies con mucho movimiento simulando una situación de playa.